Por: Luis Villanueva Carbajal

El 1 de octubre, fue publicada en el diario El Peruano el Acta de Negociación Colectiva en Construcción Civil 2020-2021 mediante la resolución N° 224-2020-TR del Ministerio de Trabajo, donde señala los aumentos salariales en el sector construcción y otros beneficios, tras la firma del convenio entre la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FCCP) y la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) el 14 de setiembre.

Y este 3 de octubre, fue publicada la Resolución Jefatural N° 179-2020-INEI que modifica el índice unificado de mano de obra en construcción civil, que sirve a las empresas para calcular los reintegros para las labores realizadas desde el 1 de junio hasta la fecha en que pagaron con el nuevo salario a sus trabajadores. Estos reintegros también corresponden a los trabajadores liquidados antes de la fecha de esta publicación.

Esta negociación colectiva es importante para los trabajadores. La FTCCP ha demostrado que con unidad, perseverancia y disciplina de sus organizaciones sindicales afiliadas se puede lograr mejores condiciones laborales, inclusive aumentos salariales en plena pandemia.

Sin embargo, estos hechos contrastan con la realidad laboral en general del país. El pasado 30 de setiembre, convocados por la CGTP, alrededor de mil trabajadores de más de treinta organizaciones sindicales realizaron un plantón frente al Ministerio de Trabajo para protestar por la ampliación de la suspensión perfecta de labores hasta el 2021, postergar el pago de la CTS, e incrementar el despido laboral. 

El Gobierno se ha rendido a los pies de la CONFIEP y de la oligarquía financiera para continuar descargando el peso de la crisis económica sobre las espaldas del pueblo que ya sufre la pandemia del covid-19.

Ahora que se avecina una contienda electoral, es urgente la unidad de acción de los trabajadores, los partidos de izquierda y progresistas, la sociedad civil organizada, en la lucha por una representación popular que revierta el modelo neoliberal para mejorar las condiciones de vida de los peruanos con la generación de puestos de trabajo, a través de la inversión pública en obras urgentes de infraestructura, saneamiento e impulso a la agricultura nacional.

 

Con un llamado a la unidad para enfrentar la violencia contra los defensores de los derechos humanos culminó la conferencia "Construcción Civil, por un Perú sin violencia" en la que participó la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

 

La conferencia fue realizada el lunes 28 de setiembre, en el marco de la conmemoración del Día Internacional por la Paz (21 de setiembre) y la Semana Nacional de los Derechos Humanos (24-30 de setiembre).

 

Luis Villanueva, secretario general de la FTCCP, señaló que “la delincuencia organizada está a la expectativa del reinicio de las obras de construcción”, quienes una vez que toman una obra se dedican al cobro de cupos a obreros y empresarios, extorsionando semanalmente para financiar otras actividades delictivas.

 

“Y cuando un dirigente sindical los enfrenta, en defensa de los derechos laborales, los amenazan y los matan. Por eso hay 19 dirigentes afiliados a sindicatos de la FTCCP asesinados por estas mafias desde el año 2011”, aseveró.

 

Resaltó que los dirigentes sindicales son incómodos “para los empresarios y los gobiernos de turno cuando reclaman sus derechos. Ahí nuestra lucha no solamente es contra la delincuencia, sino contra la represión de las leyes que criminalizan la protesta y el uso excesivo de la fuerza a través de la Policía”.

 

“El Gobierno debe combatir a la verdadera delincuencia que extorsiona y asesina a quienes defendemos los derechos laborales, que son también derechos humanos”, finalizó Villanueva Carbajal.

 

A su turno, la abogada Mar Pérez, representante de la CNDDHH, hizo un llamado a la unidad de los trabajadores y la sociedad civil organizada “sobre cuyas espaldas se ha construido este modelo que ha dado resultados desastrosos”.

 

Afirmó que “cuando se criminaliza a los dirigentes como represalia por su labor” se afecta “la médula misma de la democracia, porque son los defensores de derechos humanos los que hacen que la democracia pueda funcionar, parándose frente a las autoridades cuando estas cometen abusos”.

 

Señaló que no es una declaración retórica que los sindicalistas son defensores de derechos humanos. “El Estado tiene varias obligaciones; la primera es el respeto. “Algunos funcionarios estigmatizan a los dirigentes como violentos y agitadores, y eso contraviene los estándares internacionales y la obligación de respeto”, informó.

 

Gerónimo López, secretario general de la CGTP, afirmó que una de las prácticas que no deberían existir son las famosas “denuncias penales preventivas” mediante las cuales el Gobierno pretende amedrentar a quienes organizan protestas para que no las realicen.

 

“Lo hicieron con la Juventud de la CGTP en 2014 en las marchas contra la Ley Pulpín, y se hace ahora. Mientras los trabajadores lidian contra el covid-19 y el hambre, los amenaza con la cárcel si salen a protestar. El Gobierno, lejos de reflexionar sobre su política económica que ha generado 7 millones de nuevos desempleados, amenaza”, dijo López Sevillano, y anunció una protesta el miércoles 30 de setiembre en todo el Perú.

 

...

Video en este enlace: https://youtu.be/MkEFBAomA6E

Lima, 29 de setiembre de 2020

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) participó este miércoles 23 de setiembre en la reunión del Comité Sectorial de Reactivación del Empleo del Sector Construcción del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, y planteó sus alternativas para la pronta reactivación de la construcción civil.

La reunión estuvo presidida por el viceministro de Trabajo, Augusto Eguiguren Praeli. La comisión de la FTCCP, estuvo conformada por Luis Villanueva Carbajal, secretario general de la FTCCP; el secretario de Defensa, Tito Zea Bendezú; el secretario de Obras de Infraestructura, Wílder Ríos Gonzales; el secretario de Seguridad y Salud en el Trabajo, Jhon Gonzales Cruz, y el secretario de Prensa y Comunicaciones, César Soberón Estela.

En la reunión, el secretario general de la FTCCP planteó la necesidad de hacer más ágil la reactivación del sector construcción, cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, verdadera fiscalización, y lucha frontal contra la delincuencia, porque durante la reactivación económica las mafias de la construcción civil están reactivando sus actividades delictivas.

Buenos tardes:

 

Nuestro saludo y agradecimiento al Señor Ministro de Trabajo, Dr. Javier Palacios, por acompañarnos en esta importante ceremonia del Sector Construcción, que se realza en este escenario, con la presencia del Ing. Humberto Martínez Díaz, Presidente de CAPECO, a los integrantes de su Comisión Negociadora presidida por el Ing. Luis Isasi, y un saludo especial al Arq. Enrique Espinosa Becerra, Vicepresidente de CAPECO y Director del CONAFOVICER.

 

    Bienvenidos todos a la casa de los trabajadores del andamio. Gracias por su presencia, limitada por las actuales circunstancias, pero con la presencia viva de todos nuestros compañeros.

 

   Deseo empezar haciendo referencia que en el marco del diálogo con resultados, mediante reuniones directas con la representación empresarial, CAPECO, se ha obtenido el consenso en tiempos difíciles. Sin renunciar a nuestros principios, hemos llegado al entendimiento para la solución final del convenio colectivo para el sector construcción de este año, y que hoy formalizamos.

 

Este acuerdo final de la negociación colectiva por rama de actividad en el Sector Construcción a nivel nacional, demuestra, una vez más, que es posible que las partes, sin renunciar a sus intereses y pensando en el desarrollo del país, puedan sostener acuerdos.

 

Así, en la FTCCP, desde el año 2004, venimos suscribiendo convenios en negociación directa, demostrando que la aplicación homogénea de derechos y obligaciones en la actividad de construcción, es un buen referente en la solución de conflictos, en pro de la defensa y reivindicación de los derechos laborales; bajo el objetivo común de la reactivación del Sector y el desarrollo del país.

 

Por ello, en nombre del Secretariado Ejecutivo de la FTCCP, permítanme, en primer lugar, hacer llegar nuestro reconocimiento, saludo fraterno y clasista a los trabajadores del andamio, quienes durante el tránsito de la presente negociación han mantenido su apoyo y confianza en la Comisión Negociadora con la más férrea unidad sindical y disciplina orgánica, cuyos fundamentos están cimentados en nuestro Estatuto; línea de nuestros antecesores en su trayectoria en la vida sindical. A ellos, nuestro homenaje.

 

Hacer también un reconocimiento a la representación empresarial en esta común decisión que ha permitido hoy, en medio de un panorama incierto de crisis socio-económica y política, dar una buena noticia a los trabajadores de la construcción.

 

Nos felicitamos por ser la única organización representativa laboral del Sector Construcción que culmina con éxito la negociación colectiva por rama de actividad, aplicable a nivel nacional para el sector. Lo defenderemos.

 

La solución de la negociación representa en promedio un incremento real del 2,14% de las remuneraciones de los trabajadores de la construcción que les permitirá mantener su capacidad económica, (operario S/ 1.50, oficial S/ 1.15 y peón S/ 1.10); contemplando, además, especiales condiciones de trabajo, que reforzarán nuestra legítima representatividad en el gremio (aportes FTCCP); promoverá  la Capacitación Técnica y  Certificación Laboral; facilitará  las actividades sindicales restringidas por la pandemia; otorga útiles de aseo de prevención en la salud de los trabajadores y sus familias; y en acción conjunta la búsqueda justa y necesaria del subsidio para los trabajadores de la construcción. Persistiremos.

 

También quiero señalar que, en este periodo de pandemia, donde la economía familiar de los trabajadores de la construcción está muy afectada, la FTCCP y el CONAFOVICER están apoyando a 150,000 trabajadores, con bonos para consumo de alimentos de primera necesidad de 100 soles para cada trabajador beneficiario. Y un apoyo económico de hasta 1000 soles por familia, cuando el trabajador o algún familiar directo se contagia con el COVID-19 y necesita atención médica.

 

Finalmente, en estos difíciles momentos convulsos que atraviesa nuestra patria, con la autoridad que tenemos los trabajadores, quiero reclamar la unidad de la sociedad civil, del movimiento popular y de los trabajadores para enfrentar los retos de nuestro país y salvarlo de la corrupción, de las mafias, de la incompetencia, de la mediocridad. Necesitamos tener gobiernos eficientes, honrados y que tengan como objetivo el desarrollo de nuestra patria y el bienestar de los peruanos.

 

Asimismo, expresamos nuestra solidaridad con la sociedad en general que sufre esta crisis; es un reto que los peruanos unidos vamos a superar, esperando encontrar un país claramente inclusivo, en lo económico, lo político, lo social y en todos sus ámbitos; con respeto a la persona.

 

Gracias

Con la firma del Convenio Colectivo 2020-2021 entre la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), el 14 de setiembre, los trabajadores del sector construcción han recibido aumentos salariales y otros beneficios laborales. Esta negociación colectiva tiene la importancia de ser la única que culmina con aumentos salariales en plena pandemia.

El jornal básico se incrementó en 2.13% operario, 2.08% oficial y 2.21% peón, que es superior a la inflación de 1.78 % registrada entre junio 2019 y mayo 2020, lo que significa que el nuevo jornal básico es S/ 71.80 operario, S/ 56.55 oficial y S/ 50.80 peón; además incide en otros derechos laborales.

Los beneficios están descritos en el convenio colectivo, que próximamente será publicado por el Ministerio de Trabajo en el diario oficial El Peruano.

Las instituciones gubernamentales tienen la obligación que fiscalizar el cumplimiento de estos derechos conquistados, evitar la mala práctica de algunas empresas constructoras de pagar semanal o quincenalmente los beneficios sociales a los trabadores junto con sus salarios, es decir, que cada fin de semana o quincena cortan el vínculo laboral sin que hayan concluido las labores o el frente de trabajo para el cual el trabajador fue contratado en la obra.

Esta práctica, desprotegió a los trabajadores al inicio de la emergencia sanitaria por el Covid-19, porque, al estar liquidados y sin vínculo laboral, no pudieron acceder a la licencia con goce de haber, quedando en total desamparo.

Recalcamos que la liquidación y los beneficios sociales se deben pagar cuando se termine el vínculo laboral, y eso sucede cuando el trabajador es despedido por el término del trabajo para el que fue contratado en la obra de construcción.

Por ello, demandamos a las municipalidades, SUNAFIL, entre otros organismos competentes, que fiscalicen la implementación de los nuevos beneficios laborales y a la vez velar para que no se corte cada semana el vínculo laboral de los trabajadores, algo recurrente en construcción civil.

(Publicado en el diario UNO, 21 de septiembre de 2020. https://diariouno.pe/columna/nuevos-derechos-y-vinculo-laboral-en-construccion-civil/)

Subcategorías