El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, y el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), Humberto Martínez Díaz, en compañía del ministro de Trabajo, Javier Palacios, suscribieron el “Acta Final de Negociación Colectiva en Construcción Civil 2020-2021”, donde se acuerda un aumento salarial para los trabajadores de Construcción Civil del país, facilidades para la capacitación y certificación de competencias laborales, entre otros beneficios, en mérito a la Negociación Colectiva por Rama de Actividad del Sector Construcción. 

1. INCREMENTO SALARIAL

Se acordó un aumento sobre el jornal básico del 2.13% para operario, 2.08% oficial y 2.21% peón, que es superior a la inflación de 1.89 % registrada entre junio 2019 y mayo 2020. El nuevo jornal básico será de S/ 71.80 para el operario, S/ 56.55 para el oficial y S/ 50.80 a partir del 01 de junio del 2020.

El aumento al jornal básico (diario) tiene incidencia directa en la Bonificación Unificada de la Construcción (BUC), Bonificación por Alta Especialización (BAE), gratificaciones por Fiestas Patrias y Navidad, descanso semanal obligatorio, liquidación, vacaciones y asignación escolar, entre otros derechos laborales. Por lo que el incremento monetario real es mayor. 

2. CAPACITACIÓN TÉCNICA Y CERTIFICACIÓN DE COMPETENCIAS LABORALES

Se acordó otorgar facilidades para la capacitación técnica y certificación de las competencias laborales de los trabajadores del sector. Asimismo, se solicita brindar las facilidades de ingreso a las obras, durante los horarios de trabajo, al personal encargado de evaluar el desempeño en campo de los obreros, con el objetivo de fiscalizar el cumplimiento óptimo de los procesos y protocolos correspondientes.

Estas certificaciones serán expedidas por CAPECO, SENCICO, CONAFOVICER y demás entidades públicas y privadas habilitadas para ello, lo que incluye a las obras inscritas al PLAME, según las disposiciones vigentes.

3. FACILIDADES SINDICALES

Se establece que, mientras se mantenga el Estado de Emergencia sanitaria y las medidas de distanciamiento social para el control de la COVID-19, los empleadores facilitarán a los dirigentes sindicales su asistencia a reuniones y actuaciones sindicales de representación, mediante la disposición de medios tecnológicos o espacios físicos especiales para la comunicación con el representante de los empleadores; así como con los trabajadores de la obra, respetándose las medidas sanitarias y en el marco normativo vigente.

4. IMPLEMENTOS DE ASEO

A partir de la firma del convenio, los empleadores se comprometen en entregar a los trabajadores un frasco de alcohol en gel de 400 ml para su uso y un envase vacío quincenalmente a partir de la firma del convenio. A su vez, reafirman el cumplimiento estricto de las medidas de distanciamiento social para evitar el contagio de la COVID-19 mientras se mantenga el Estado de Emergencia.

5. BONO DE S/ 1,000 SOLES

CAPECO y la FTCCP, acordaron que solicitarán en forma conjunta al Gobierno que entregue a todos los trabajadores de Construcción Civil declarados activos al cierre del mes de marzo en el Planilla Mensual de Pagos (PLAME), un bono de subsistencia y recuperación equivalente a S/ 1,000 soles.

El ministro de Trabajo, Javier Palacios, comentó que “Es posible los caminos de diálogo y de la solución de conflictos para ponerse de acuerdo en el desarrollo de sus instituciones y el país. Este convenio es un ejemplo para el país y otras instituciones con fines comunes, que los caminos de diálogo son útiles y posibles. Asimismo, desde nuestro ministerio y con el fin de contribuir a este tipo de acciones para el sector construcción en específico, hemos propuesto a gremios de trabajadores y empleadores comités sectoriales, que nos permita sentarnos a discutir dos puntos clave; la primera, a cómo en medio de una tragedia, como la que pasamos en esta pandemia, se puede evitar la menor pérdida de empleos, y lo segundo, cómo se logra promover los empleos en el sector de una manera más importante en plazos relativamente cortos. Para ello necesitamos trabajar todos con sentido de urgencia” y para cerrar: “Traigo el saludo del presidente Martín Vizcarra, felicitándolos por la firma del acuerdo”.

Luis Villanueva Carbajal, secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), indicó que “La solución de la negociación representa un incremento real de salario de los trabajadores en promedio de 2.14% frente a una inflación oficial de 1.89% para el periodo. Esto les va a permitir a los trabajadores mantener su capacidad económica, contemplando especiales condiciones de trabajo que reforzarán nuestra legítima representatividad en el gremio. En este convenio, se está promoviendo la capacitación y certificación laboral”.

“Desde el año 2004, en la Federación venimos suscribiendo convenios colectivos y negociación directa, demostrando que la aplicación homogénea de derechos y obligaciones de actividades de construcción es un buen referente de solución de conflictos en pro de la defensa y reivindicación de los derechos de los trabajadores, pero bajo un objetivo común que es la reactivación sostenida del sector de la construcción y el desarrollo de nuestro país”, expuso Villanueva.

Para Humberto Martínez, presidente del Consejo Directivo de CAPECO, la firma del acta final de negociación de Construcción Civil mejorará las condiciones para todos: “Por décimo séptimo año consecutivo, dos entidades que para muchos parecen ser antagónicas, han logrado ponerse de acuerdo en un asunto que hoy día es más relevante que nunca. Este es un acuerdo que se renueva y con él, la voluntad de trabajar en paz y con las mejores condiciones posibles para todos”.

“Aprovecho para pedirle al ministro de Trabajo que hagamos una labor conjunta con CAPECO y la FTCCP, para revisar todas aquellas normas que hoy impiden que se generen más empleos formales y de calidad en el sector construcción, uno de los más importantes y que debe ser el motor de la reactivación económica como ha sido anteriormente”, finalizó el presidente de CAPECO.

 

 

Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) exhorta a las autoridades a fiscalizar construcciones para evitar accidentes discapacitantes o mortales y explotación laboral.

 

El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCPP), Luis Villanueva Carbajal, afirmó que las municipalidades en todo el Perú deben fiscalizar para evitar construcciones ilegales que son verdaderas bombas de tiempo, en referencia al derrumbe en la Av. Abancay que culminó con el fallecimiento del obrero Jorge Martín Huerto Garrido.

 

“Hago un llamado al alcalde de la Municipalidad de Lima, Jorge Muñoz, a redoblar esfuerzos para fiscalizar las obras que se realizan en su jurisdicción, para evitar la explotación laboral y desamparo de las familias de construcción en caso de accidentes discapacitantes y mortales”, afirmó.

 

Villanueva Carbajal aseveró que en el sector de la construcción existe un 75% de informalidad, producto de la falta de fiscalización, por lo que existen obras que son verdaderas trampas mortales.

 

“Es lamentable que tras el dolor de la pérdida de un ser querido, la familia de Huerto Garrido quede en el desamparo legal y económico. En toda obra de construcción debe contratarse seguros para los trabajadores a fin de respaldarlos a ellos y sus familias en casos fatales”, informó.

 

Señaló que el obrero debe tener un seguro de vida Essalud ‘+Vida Seguro de Accidentes’, que por accidente mortal o invalidez permanente del titular cubre una póliza de 72 mil 456.30 soles para la familia más un pago adicional de S/ 1,150 x 12 meses por canasta familiar.

 

Asimismo, dijo, adicionalmente, la empresa contratista debe brindar el seguro contra trabajo de riesgo (SCTR) que tiene otras prestaciones como pensión de invalidez, pensión de sobrevivencia, entre otros, y en este caso, gastos de sepelio.

 

“Malos empresarios cobran de acuerdo al régimen de construcción, pero reducen seguridad y salud en el trabajo, pagan miserias a los trabajadores y desaparecen cuando hay un accidente fatal. Necesitamos fiscalización para evitar estas tragedias”, advirtió.

 

Villanueva Carbajal lamentó que el obrero Huerto Garrido haya sido explotado por 150 soles semanales cuando la categoría más baja en construcción, el peón, supera los 600 soles semanales.

 

“Existe una tabla salarial avalada por las leyes peruanas en el marco de la negociación colectiva por rama de actividad del sector construcción que establece jornal básico, bonificaciones, asignación escolar, gratificaciones, vacaciones, movilidad, entre otros derechos, y que se renueva cada año. No respetarla genera explotación laboral de trabajadores y competencia desleal para las empresas que cumplen”, denunció.

 

Luis Villanueva recordó que cada año la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) resuelve con la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) el Pliego Nacional de Reclamos con aumentos salariales y otros beneficios laborales. Este año, el convenio colectivo 2020-2021, informó, se firmará el lunes 14 de setiembre estableciendo aumentos salariales, facilidades para capacitación y certificación por competencias laborales, entre otros derechos.


“Hago un llamado al alcalde Jorge Muñoz y a los alcaldes de todo el Perú a fiscalizar las obras de construcción de su jurisdicción para evitar la explotación laboral, los accidentes mortales y el desamparo de la familia de construcción civil en todo el Perú”, finalizó.

 

Lima, 9 de setiembre de 2020

 

Secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, demanda sanción para empresarios que ponen en riesgo la vida de los trabajadores.

La búsqueda del obrero José Martín Huerto Garrido, sepultado aparentemente en un derrumbe en la Av. Abancay N°. 982, es el resultado de la proliferación de la informalidad del sector construcción donde empresas o contratistas juegan con la vida de los trabajadores para ahorrarse dinero en el incumplimiento de medidas de seguridad para sus trabajadores.

Así lo afirmó el secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, Luis Villanueva Carbajal, quien señaló que existe también una responsabilidad en las autoridades locales por no fiscalizar este tipo de obras que incumplen las medidas mínimas de seguridad.

“El hecho de que esta construcción clandestina se realice cerca al Congreso y a pocas cuadras de la Municipalidad de Lima, Ministerio Público, y la existencia de personal de la policía y serenazgo en toda la ciudad, nos revela el poco interés que las autoridades tienen por la vida de los trabajadores”, afirmó el dirigente sindical.

Villanueva Carbajal recordó que la negligencia empresarial es la principal culpable de la muerte de trabajadores y accidentes discapacitantes, por lo que demandó sanciones efectivas para los contratistas o empresarios que ponen en riesgo la vida de los trabajadores.

“Toda negligencia en obra que implica accidente o muerte no puede pasar desapercibida. Hasta el momento, no se tiene información de fallecidos en el derrumbe en la Av. Abancay, pero la familia de construcción civil ha sufrido la pérdida de muchos trabajadores en obra. Eso solo va a cambiar el día en que se sancione ejemplarmente a quienes ponen en riesgo la vida de los trabajadores”, argumentó.

Advirtió que este hecho demuestra que no se ha hecho lo suficiente para combatir la informalidad y prevenir los siniestros, por lo que hizo un llamado de atención a los municipios locales, gobiernos regionales, personal de serenazgo, personal policial, gobierno central y sus ministerios a evitar estas construcciones clandestinas que son verdaderas bombas de tiempo.

“Las empresas que exponen a los trabajadores a la muerte lo hacen para eludir la responsabilidad de montar un sistema eficiente de seguridad y salud en el trabajo cumpliendo la Ley 29783 y su reglamento, eludiendo el pago de la tabla salarial y sus beneficios para los trabajadores en construcción civil que surgen del convenio colectivo que resuelve cada año la FTCCP con Capeco. Por ahorrarse unos soles, juegan con la vida de las personas”, dijo Luis Villanueva.

Informó que son las empresas amañadas con seudosindicatos las que mayormente presentan este tipo de problemas de falta de seguridad y salud poniendo en peligro no solo la vida de los trabajadores, sino de las personas de viviendas aledañas.

“Si no hay castigo para los malos empresarios, no habrá ningún cambio. El obrero trabaja para ganarse la vida, no para perderla. Si hay muerte o lesiones por negligencia empresarial, eso se condice con la figura de homicidio culposo o lesiones graves, que en el Perú se paga con años de cárcel”, finalizó.

Lima, 8 de setiembre de 2020

 

Por: Luis Villanueva Carbajal

Ha sido una respuesta saludable de parte del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo la creación de los comités de crisis en cuatro de los sectores económicos más golpeados por la pandemia: Turismo, Manufactura, Construcción Civil y Comercio. La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) afina la propuesta en el ámbito de la construcción para presentarla en su momento.

El panorama actual de la construcción es deplorable. De los 450,000 obreros activos antes de la pandemia, menos de 45,000 se encuentran laborando en la actualidad, debido a la reducción del aforo en obras para mantener la distancia social, la lenta reactivación del sector, el contagio y posterior cuarentena de los obreros, entre otras razones. Ante ello, exigimos que la Sunafil verifique la implementación y efectividad de los planes de bioseguridad en obras. Para evitar el contagio, proponemos el uso de pruebas moleculares para el ingreso a obras e implementación de transporte particular para los trabajadores, a fin de evitar el riesgo de contagio en el transporte público.

Los trabajadores en construcción civil no hemos recibido subsidios para enfrentar esta pandemia, por lo que muchos han tenido que pasar a la informalidad o dedicarse a otras actividades, como la pesca, agricultura, o de ambulantes. Por ello la demanda del bono de 1000 soles sigue vigente. Esta necesidad nos ha impulsado a la realización, el 9 de setiembre, del foro virtual “La importancia del bono de 1000 soles para el rescate de la economía familiar”, con Alan Fairlie, parlamentario andino; Lenin Checco, congresista, y el sociólogo y docente Héctor Béjar, en el marco de la propuesta mundial de una renta básica para sobrevivir al Covid-19.

En medio de este panorama incierto, sin embargo, hay buenas noticias. Gracias a la negociación colectiva entre la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, como representante de los trabajadores del sector construcción, y la Cámara Peruana de la Construcción, por parte de los empresarios, el 14 de setiembre firmaremos el convenio colectivo en construcción civil 2020-2021, acto en el que se dará a conocer los beneficios logrados, a pesar de la difícil situación del país. El sector construcción es el único que logra una negociación colectiva en plena pandemia, lo que es posible gracias a la lucha de los trabajadores del sector y la unidad de los sindicatos de la FTCCP.

(Tomado de diario UNO 7 setiembre 2020: https://diariouno.pe/columna/soluciones-para-la-crisis-en-construccion-civil/)

La III Asamblea Nacional de Delegados de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), en modalidad virtual, se realizó con éxito y contó con la participación de sus bases sindicales a nivel nacional, las que respaldaron al Secretariado Ejecutivo Nacional, la Comisión Negociadora y aprobaron el Convenio Colectivo por Rama de Actividad para el sector de Construcción del periodo 2020-2021.

Los delegados analizaron la problemática del sector y reafirmaron su agenda de lucha: reactivación de la construcción con protocolos efectivos de bioseguridad, bono de 1000 soles, lucha contra las mafias y seudosindicatos, así como la reforma integral del sistema de pensiones.

De los 450,000 trabajadores en el sector construcción activos antes de la pandemia poco más de 28,000 se encuentran laborando, por lo que es necesario la reactivación de la construcción, pero con protocolos de bioseguridad que incluyan pruebas moleculares y transporte implementado por las empresas, para evitar el contagio de los trabajadores en el transporte público. La falta de medidas eficaces en el reinicio de las obras ha dado como resultado el contagio del 30% de los trabajadores en actividad.

Los trabajadores respaldan la demanda de la CGTP de un bono de 1000 soles para los mayores de 18 años, demanda que diversas instituciones internacionales como la ONU impulsan en el marco de la renta básica para enfrentar la pandemia, y que se viene gestionando en diversos países del orbe.

La reactivación económica ha llamado la atención también de las mafias que se confabulan con seudosindicatos para la coacción, extorsión y sicariato, por lo que es necesario impulsar el trabajo de inteligencia policial para continuar con la captura y sanción de los delincuentes.

La agenda de lucha de la FTCCP también incluye la reforma del sistema de pensiones. Los trabajadores de construcción, al ser eventuales y laborar en un mercado con 75% de informalidad, no pueden acumular los 20 años de aportes en el sistema público, por lo que no pueden acceder a jubilación. La demanda es por una reforma del sistema que logre dotar de una pensión digna a todos los peruanos sin excepción.

Subcategorías