Gobernar para las grandes mayorías

Por: Luis Villanueva Carbajal

El abrazo entre el congresista Waldemar Cerrón y la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, ha dejado perplejos a personajes de diversas tendencias políticas.
Auguran mal quienes ven en este abrazo el fin del conflicto; más bien es una tregua de contendores luego de haber medido fuerzas los últimos días con miras al próximo pedido de confianza al gabinete ministerial.
En ese camino parece ir también la denuncia constitucional de la ministra de Trabajo, Betssy Chávez, contra Alva, sobre la cual, el ministro de Justicia, Aníbal Torres, adelantó su expectativa de que Chávez llegue a un acuerdo para poner fin a los conflictos.
Con cinco presidentes y tres Congresos en cinco años y con cuatro gabinetes en los últimos seis meses, una tregua en la política peruana es saludable, siempre que se aproveche en beneficio de las grandes mayorías. Sin embargo, por experiencia histórica sabemos que toda tregua tiene una guerra fría en curso: el Plan Vacancia continúa.
Mientras ello sucede en el gobierno, en el campo de los trabajadores se está avanzando en demandar el cumplimiento de la Agenda 19 del MTPE y, específicamente en construcción civil, planteando propuestas para el desarrollo del país. Por ejemplo, hoy 18 de febrero desarrollamos el Primer Foro "25 kilos, ¡no más!" para la reducción del peso de la bolsa de cemento con el fin de eliminar las enfermedades musculoesqueléticas en el sector construcción, que esperamos se concrete pronto en beneficio de la salud y calidad de vida de los trabajadores.
Además, este 24 de febrero, el Comité de Formalización del Sector Construcción, conformado por la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Conafovicer y Capeco,, organiza el foro "De la reactivación a la modernización del sector construcción", que abordará temas como proyectos de infraestructura para el desarrollo integral del país, formalización del sector, vivienda y planificación urbana e investigación en la industria de la construcción.
Y el 25 de febrero, la VI Asamblea Nacional de Delegados de la FTCCP analizará el panorama político y laboral, su repercusión en el ámbito de la construcción civil y medidas de solución.

Los trabajadores organizados estamos impulsando en el sector construcción la formalización, productividad y planificación en beneficio del país. Esperamos que en los diversos poderes del Estado se haga lo mismo.