Urge destrabar obras de infraestructura y generar empleo

El 7 de abril, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y sus 200 sindicatos en todo el Perú se movilizaron para la presentación del Proyecto de Convenio Colectivo del Sector Construcción 2022-2023.

En Lima, quince mil trabajadores de la construcción llegamos al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), siendo atendidos por el viceministro de Trabajo, Edilberto Sergio Jaime Ríos, quien recibió personalmente a los trabajadores y el proyecto de convenio colectivo.

Tras esta contundente movilización nacional, el Ministerio abrió el expediente de negociación colectiva del sector construcción y corrió traslado a la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO) para, próximamente, instalar la mesa de negociaciones entre empresarios y trabajadores para la solución de las demandas laborales.

Una de las demandas cruciales es el aumento salarial, que es una necesidad por la inflación. El 2021 la inflación interanual cerró en 6.4% y se mantiene por encima de los 6% en marzo, algo que se prevé será continua gran parte del año.

Por eso, un incremento salarial es necesario para recuperar el poder adquisitivo de los salarios. Sobre todo, en construcción civil, donde el trabajo es eventual: dura mientras dure el frente de trabajo para el que el obrero es contratado.

Por otro lado, en los convenios colectivos del sector construcción no solo se tratan temas salariales, condiciones de trabajo y capacitación, sino que empresarios y trabajadores hacemos planteamientos o propuestas sectoriales para el desarrollo de este importante sector económico.

Y ello se demuestra en el hecho de que, aun con inflación, en plena pandemia y permanente crisis política impulsada especialmente desde el Congreso de la República, la recuperación de la construcción civil es visible.

A fines de 2021, el impulso a la formalización y la reactivación de la construcción elevó la cifra de obreros en planilla a más de 120 mil, cuando la media era de 90 mil antes de la pandemia. La media de este primer trimestre, fecha en que las obras bajan, supera los 99 mil obreros en planilla. Incluso en plena contracción de la construcción, nos mantenemos con más construcción que antes de la pandemia.

Además, el año 2021 cerró con un crecimiento de 35% del sector construcción. Sin embargo, estamos en un momento de contracción y necesitamos mantener el impulso a la construcción civil, para reactivar las economías locales con obras y puestos de trabajo. Sobre todo destrabar proyectos de infraestructura.

(Tomado del diario UNO del 17/04/2022)