Reactivación económica, pero con fiscalización laboral

 

Por: Luis Villanueva Carbajal

Secretario general de la FTCCP

El ministro de Economía, Kurt Burneo, presentó ante trabajadores y empresarios el Plan de Impulso al Crecimiento Económico “Impulso Perú”, que plantea reactivar la economía dinamizando la inversión pública y privada y dotando de apoyo económico a sectores vulnerables ante el alza del costo de vida.

En construcción civil, tenemos especial interés en la propuesta de destrabar al menos 1170 obras paralizadas, fomentar la inversión privada mediante una ley de liberación de predios e interferencias y un nuevo reglamento de asociaciones público-privadas (APP) con procesos simplificados.

Saludamos esta iniciativa, que se traduce en puestos de trabajo y mejora de economías locales y familiares. No obstante, señalamos que también es necesario iniciar obras nuevas, sobre todo proyectos de infraestructura, que generan empleo masivo y repercuten en la competitividad del país. E incidimos en la necesidad de un plan paralelo de fiscalización, no solo de la ejecución del gasto, sino del cumplimiento de derechos laborales y la eliminación de la corrupción.

Fiscalizar implica evitar la paralización de obras y el consecuente desempleo, así como evitar trabajadores impagos, con recorte de salarios o propensos a accidentes discapacitantes o mortales.

Impulsa Perú plantea optimizar el mecanismo de obras por impuestos en gobiernos regionales y locales para obras de infraestructura. Teniendo estas entidades, y las municipalidades, altos índices de incumplimiento de derechos del régimen laboral de construcción civil, es primordial la fiscalización. Sin derechos laborales, habrá reactivación a medias.

Es necesario impulsar leyes para mejorar la gestión pública; para ello, el Ejecutivo y Legislativo deben encontrar formas de diálogo eficaces, para llegar a acuerdos en beneficio del país y legislar en favor de las grandes mayorías.