26 de noviembre: el pueblo peruano se movilizó

No al entreguismo (La Primera)

Miles marcharon ayer para exigir la anulación del TLC con Chile, en defensa de nuestros puertos y contra el espionaje chileno.

Más de cinco mil manifestantes demandaron ayer la nulidad del Tratado de Libre Comercio firmado entre el Perú y Chile, exigieron que el gobierno cese la entrega de nuestros puertos y áreas estratégicas a empresas extranjeras, y sostuvieron que es necesaria la suspensión de las relaciones diplomáticas con nuestro vecino del sur hasta que el gobierno de Chile determine la responsabilidad de quienes ordenaron espiar a las Fuerzas Armadas de nuestro país.

 

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán, denunció que el gobierno continúa con una política "contemplativa y prochilena, a pesar del grave caso de espionaje". El dirigente sindical añadió que el gobierno debe dejar sin efecto la concesión del puerto de Paita a favor del consorcio chileno-portugués Terminales Portuarios Euroandinos (TPE) en respuesta al espionaje a nuestro país y poner fin a la "política de cuerdas separadas" con ese país. A su vez, el ex parlamentario Javier Diez Canseco detalló que los capitales chilenos tienen que ser retirados de los puertos, las plantas de energía eléctrica, la aviación, la minería, etc., con la finalidad de evitar que Chile continúe su dominación económica sobre el Perú.

La jornada de lucha fue convocada por la Coordinadora Política Social y el Frente Nacional por la Vida y la Soberanía. La concentración fue en la Plaza Dos de Mayo, los manifestantes marcharon hacia el Congreso. Además, la marcha también tuvo como demanda la ratificación en segunda instancia de la condena de 25 al ex dictador Alberto Fujimori. Por su parte, la representante de los deudos de la matanza de La Cantuta, Gisela Ortiz, dijo que "la indignación nos ha convocado, la corrupción, los negociados, la impunidad no deben pasar".

• Perú: trabajadores marcharon contra al armamentismo de Chile y la corrupción (Univisión)

Trabajadores y estudiantes peruanos marcharon el jueves por las principales calles de Lima y entregaron en el Congreso un documento rechazando el armamentismo y las inversiones de Chile en el país, pidiendo además la erradicación de la corrupción en el gobierno y aumentos de sueldos.

La marcha fue organizada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la mayor central sindical del país, de orientación izquierdista y opositora al gobierno de Alan García.

Mario Huamán, secretario general de la CGTP, dijo que la protesta de los trabajadores es porque el gobierno no asumió una posición firme frente al espionaje de Chile y sigue con su política a favor de los inversionistas chilenos.

César Janto, secretario general de la Confederación de Trabajadores Estatales, demandó un aumento para los trabajadores del sector público y que el congreso nombre una comisión para erradicar la corrupción en el gobierno.

El sindicalista indicó a la prensa que los trabajadores esperan que la directiva del Parlamento convoque a los dirigentes de la CGTP para analizar el documento entregado.

La marcha, que según la policía alcanzó a unos mil manifestantes, se realizó en forma pacífica.


• Los sindicatos protestan en Lima contra la política económica de Alan García y los casos de espionaje (EFE)

El mayor gremio sindical peruano marchó por las calles de Lima, al frente de una movilización que expresó su "repudio" a la política económica del Gobierno de Alan García y rechazó un caso de espionaje que presuntamente favoreció a Chile. Cerca de un millar de trabajadores y representantes de organizaciones civiles marcharon desde la céntrica plaza Dos de Mayo hasta el Congreso de la República, portando banderas, carteles y lanzando lemas contra el Gobierno.

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán, declaró que la marcha fue convocada "para repudiar la política económica, la corrupción y el entreguismo (en referencia a la promoción de las inversiones extranjeras)". Huamán agregó que la marcha se convocó también "para repudiar el espionaje chileno" porque la CGTP considera que su país "debe revisar en el aspecto económico, político y diplomático las relaciones con Chile".

• Jornada Nacional de Lucha tuvo multitudinaria acogida (La República)

Protesta. Manifestantes también condenaron corrupción del gobierno. Frentes sindicales y asociaciones civiles marcharon al Congreso para rechazar espionaje chileno.

La Jornada Nacional de Lucha realizada tuvo gran convocatoria y contó con la presencia de representantes de la mayoría de gremios sindicales y asociaciones civiles del país. Fue convocada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y se llevó a cabo sin mayores incidentes.

La multitud se concentró en la Plaza Dos de Mayo y marchó rumbo al Congreso por la avenida La Colmena.  El secretario general de la CGTP, Mario Huamán, lideró la manifestación, que culminó con un mitin en la avenida Abancay.

Luego Huamán y otros dirigentes ingresaron al Congreso, donde fueron recibidos por el presidente de la Comisión de Educación, el nacionalista Werner Cabrera.

"Esta jornada demuestra el rechazo del pueblo al entreguismo del gobierno actual", expresó.

Cabrera respaldó la posición del dirigente y criticó la marcha organizada por el Ejecutivo, la que calificó como demagógica.