(18/03/2021) Los sindicatos afiliados a la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) en todo el país se movilizaron durante la Jornada Nacional de Lucha convocada por la CGTP este 18 de marzo en demanda de trabajo, bonos y vacunas para todos los peruanos.

Los trabajadores exigen mayor inversión pública y privada en obras, pues aún hay más de 300,000 desempleados de los 450,000 obreros que conforman la masa laboral de la construcción civil.

Asimismo, demandan el bono de 1000 soles para los mayores de 18 años con el fin de combatir la miseria producto del desempleo, la precariedad laboral y las urgencias propias de la pandemia.

También plantean la restitución del derecho a la jubilación con 15 años de aportes y 55 años de edad para los trabajadores en construcción civil, derecho conculcado por el fujimorismo en los años 90.

Muchos obreros no logran acumular 20 años de aportes, por la eventualidad del trabajo, en un mercado laboral con más de 75% de informalidad y la vejez prematura que ocasiona el trabajo en obras, que los imposibilita a continuar laborando a una edad temprana. Otra demanda es la vacuna para los trabajadores.

“Los trabajadores estamos en primera línea de combate para la reactivación económica del país. El Gobierno debe fijar los mecanismos necesarios para que la vacunación sea efectiva, acelerada y priorice a quienes nos exponemos todos los días yendo al trabajo para garantizar el pan de cada día y contribuir a la economía”, aseguró Luis Villanueva Carbajal, secretario general de la FTCCP.

(09/03/2021) En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y el CONAFOVICER realizaron el II Encuentro Nacional de Trabajadoras en Construcción Civil del Perú, con presencia de la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, y miembros del gabinete ministerial.

En la actividad, realizada el 8 de marzo y presidida por el secretario general de la FTCCP, Luis Villanueva Carbajal, se entregó la certificación por competencias laborales del Conafovicer a Mimia García Vega y Mirian Garay Zamora, en albañilería de edificaciones; Lusbella Rodas Fernández, en encofrado de madera en edificaciones, y Milagros Quispe Cueva, en instalaciones eléctricas en edificaciones.

“En los estatutos de la Federación está escrito el principio de unidad sindical, el respeto a la dignidad humana, por lo que no existe discriminación entre trabajadores y trabajadoras. Todos concurren en igualdad de derechos, deberes y posibilidades, en una política de frente único”, resaltó Villanueva carbajal.

A su turno, la secretaria de la Mujer de la FTCCP, María Rosa Sánchez, destacó que hace más de diez años la Federación tomó la decisión de incluir a la mujer en la organización sindical para garantizar que las obreras en construcción civil gocen de los mismos derechos que los hombres y sean tratadas con igualdad.

La presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, hizo un llamado de compromiso “para construir una igualdad sin violencia, acoso, discriminación; una igualdad en que mujeres y hombres podamos desarrollarnos en libertad y aportar con esa libertad, creatividad y esfuerzo en un desarrollo común de una nueva patria de cara al Bicentenario de la Independencia”.

Similar exposición tuvo la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Silvia Loli Espinoza, quien expresó que el Perú exige mujeres que construyan una sociedad distinta. “Las mujeres también podemos construir a través de nuestros sueños una sociedad democrática, justa e igualitaria”, resaltó

El ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Javier Palacios Gallegos, brindó datos sobre la brecha salarial en construcción civil. “Según la panilla electrónica. hay 44 mil trabajadoras en construcción civil; según la Encuesta Nacional de Hogares, hay 10 mil más. Las que logran acceder al mercado tienen diferencias de ingreso de menos 1400 soles en promedio. Los hombres ganan en promedio 2400 soles; las mujeres, casi 1100 soles”, señaló.

Por su parte, el superintendente de Sunafil, Juan Carlos Requejo, destacó la labor de las mesas de trabajo que en cada una de las regiones del país tienen con la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú. Y el presidente de la CAPECO, Humberto Martínez Díaz, felicitó a todos los organismos que trabajan en la construcción de un país más igualitario.

El gerente general del Conafovicer, Rudecindo Vega, planteó volver a realizar la entrega de los certificados de capacitación laboral a las mujeres en fecha emblemáticas como el Día de la Madre y el Día de la No Violencia contra la Mujer.

Por: Luis Villanueva Carbajal

De acuerdo a las denuncias periodísticas más recientes, continúa el ofrecimiento y reparto indiscriminado de vacunas desde el Ministerio de Salud, por lo que es comprensible el desinterés del Gobierno y algunos medios de comunicación por mostrar la lista completa de los implicados en el caso de corrupción Vacunagate.

Así, la campaña “Pongo el hombro por el Perú”, con el presidente de la República como figura principal, brinda un mensaje contrario a los intereses de los peruanos. Solo en construcción civil existen más de 450,000 trabajadores que anhelan la suerte de Francisco Sagasti de poder elegir el día y la hora de su inoculación. El presidente debería entregar la lista del Vacunagate y otros que, como en su caso, han sido privilegiados con la vacuna sin ser personal en primera línea de combate contra el covid-19, mientras que cientos de peruanos mueren cada día por falta de camas UCI o, lo más lamentable, por falta de oxígeno.

Mientras tanto, se niega a los empleadores la compra de vacunas para sus trabajadores. Es cierto que debe impedirse la venta privada de vacunas, pero debe permitirse la compra para la inoculación de los trabajadores, porque, al menos en construcción civil, donde existe negociación colectiva por rama de actividad y un nivel de diálogo aceptable entre empleadores y trabajadores, eso es viable.

El obrero de construcción no puede hacer trabajo remoto; debe dirigirse a la obra a diario, arriesgándose a contraer covid-19 en el transporte público, porque este servicio no cumple con los protocolos mínimos de bioseguridad. Y al ritmo en que el Gobierno compra las vacunas y las inocula, pasarán años para que este beneficio llegue a todos los peruanos.

Igual de preocupante por su lentitud es la reforma del sistema de pensiones, sobre la cual no hay un consenso que beneficie a todos los peruanos. La ONP no entrega pensiones a quienes no acumulen 20 años de aportes y las AFP entregan pensiones de hambre o abandonan a sus afiliados cuando se les acaba el fondo que han destinado para ellos.

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) sostiene su postura por una reforma del sistema de pensiones con aportes del Estado, trabajadores y empleadores, como lo plantea el Convenio 102 de la OIT ratificado por el Estado peruano ¡hace 60 años! Ello con el fin de llegar al Bicentenario de la República con un sistema más justo y sin discriminaciones que garantice una pensión digna para todos los peruanos sin excepción.

(Tomado de diario UNO: https://diariouno.pe/columna/demandamos-vacunas-y-pension-para-los-trabajadores/ )

Más de cien mil peruanos han fallecido por covid-19, de acuerdo al SINADEF, mientras los corruptos del Gobierno formal y el poder fáctico se aseguraron la repartija de las vacunas, dejándonos a los sobrevivientes a merced de un sistema de salud colapsado y de los comerciantes de la muerte, que pueden cobran 100,000 soles por acceso a una cama UCI sin que esto amerite una acción penal.

Después del escándalo Lava Jato, que sacudió el gobierno de PPK, ahora surge el denominado VacunaGate, para demostrarnos que la democracia de Vizcarra y Sagasti, con funcionarios de alto nivel implicados, es tan endeble a la corrupción como cualquier otro.

Es de necesidad pública saber los nombres de todos los “beneficiados”; y una sanción civil y penal a los mercaderes que han negociado con nuestras vidas, y que con el estado de emergencia sanitaria ampliado hasta setiembre deben estar visualizando nuevas prebendas.

Así, la rifa en forma de bono de 600 soles para algunas familias no significan nada. El bono debe ser individual y de 1000 soles para todo peruano mayor de 18 años, para solventar las necesidades básicas en esta dura crisis.

El presidente no debe excusarse en que su gobierno es “de transición” y no puede hacer mucho por eso. Debe reforzar la atención primaria en salud, implementar plantas de oxígeno en todo el país para evitar el monopolio, comprar más camas UCI, y resolver otros males sociales como la explotación laboral, que en pandemia es mortal, y la inseguridad ciudadana, que viene enlutando a las familias peruanas.

El Gobierno ha anunciado su rechazo a la propuesta de reforma pensionaria del Congreso y ha propuesto pensiones escalonadas para quienes tengan menos de 20 años de aportes en la ONP. Su propuesta no recoge la “pensión digna” para todo peruano sin excepción, como lo propuso la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) a diversas instancias del Gobierno.

En nuestra propuesta remarcamos la importancia de la restitución del derecho a la jubilación con 15 años de aporte y 55 de edad en el sector construcción, debido principalmente al desgaste físico extremo que sufren los trabajadores en obras.

Finalmente, esta coyuntura será analizada por dirigentes de más de 190 sindicatos afiliados a la FTCCP en todo el Perú en su IV Asamblea Nacional de Delegados, este 6 de marzo, donde aprobarán el Pliego Nacional de Reclamos 2021-2020 con las demandas que realizarán a este gobierno y al que se instale el 28 de julio próximo.

COMUNICADO

VACUNAS, BONO Y SEGURIDAD PARA LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO

La pandemia del covid-19 sigue develando la corrupción que hay en el Gobierno formal y el poder fáctico, quienes, a pocos meses de celebrarse el Bicentenario de nuestra República, continúan practicando la política del privilegio, mientras miles de peruanos fallecen ante un sistema de salud colapsado carente de hospitales, camas UCI, oxígeno y médicos intensivistas; y otros millones de peruanos debemos salir a trabajar con la amenaza de contagiarnos con el virus mortal.

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú demanda sanción civil y penal para los responsables; asimismo, la publicación de todos los nombres de los “beneficiados” con la ilegal inoculación de la vacuna. Esta es una demanda del pueblo peruano que sufre la indolencia de una clase política que solo gobierna para sus intereses.

Durante toda la pandemia, los trabajadores de la construcción demandamos un bono económico, con el fin de llevar alimento a nuestros hogares y costear la medicina de nuestros familiares infectados, pero Martín Vizcarra se negó mientras él y su entorno palaciego gozaban de todos los privilegios aristocráticos habidos y por haber.

En este contexto, los trabajadores de la construcción demandamos que se vacunen a los trabajadores que se encuentran en primera línea de combate contra el virus y a los trabajadores que salimos diariamente a buscar el sustento familiar, ante la indiferencia e ineptitud del Gobierno.

Exigimos el reforzamiento de la atención primaria en salud, la implementación de plantas de oxígeno en todo el país para evitar el monopolio, comprar más camas UCI y otorgar un bono económico de S/ 1000 soles a todos los peruanos mayores de 18 años, para solventar las necesidades básicas en esta dura crisis.

Finalmente, denunciamos que el “gobierno de transición” de Francisco Sagasti no puede ignorar la explotación laboral y la inseguridad ciudadana, que viene afectando a los trabajadores y al pueblo.

Lima, 17 de febrero de 2021

Secretariado Ejecutivo

Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú

 

Subcategorías